Cómo escribir una buena carta de presentación

con No hay comentarios

Esta entrada también está disponible en: Alemán, Inglés, Búlgaro

Signed documentDespués de haberos presentado un post con consejos para mejorar vuestros currículums alemanes, hemos creído conveniente dedicar unas líneas a otro de los elementos clave en nuestra solicitud de empleo: la carta de presentación (Anschreiben).

Las diferencias entre las cartas de presentación alemana y española no son particularmente significativas en cuanto al contenido por lo que, si hemos aprendido a redactar una buena carta de presentación en español, no deberíamos tener excesivos problemas al hacerlo en alemán. Siempre que manejemos el idioma y que conozcamos las fórmulas concretas a emplear en la redacción del texto, claro está.

Es importante entender que, aunque la solicitud de trabajo es para nosotros un asunto central y de gran importancia, para el reclutador la nuestra no es más que una de las muchas solicitudes de trabajo que recibirá en un día determinado. Por ello, es necesario captar su atención y despertar su interés desde el primer momento y mantenerlo durante todo el texto. Debemos percibir la carta de presentación como una oportunidad para impresionar al reclutador y destacar entre la multitud.

A continuación os presentamos algunas recomendaciones para escribir una buena carta de presentación:

  • Brevedad. “He hecho esta carta más larga de lo usual porque no he tenido tiempo para hacer una más corta”, dijo una vez el científico y filósofo francés Blaise Pascal. Al contrario que Pascal, nosotros sí tenemos tiempo para sintetizar nuestra presentación o, al menos, deberíamos tomárnoslo, siendo capaces de estructurar la carta en 3-4 párrafos. En ningún caso la longitud debería exceder una página.
  • Personalización. Escribir una carta de presentación y emplearla en distintas solicitudes cambiando solamente el destinatario de la misiva no es una estrategia que funcione. Una carta escrita en un tono demasiado genérico no interesará a ninguno de los reclutadores que la lean. Merece la pena invertir tiempo en realizar una carta distinta para cada oferta y, cuando sea posible, debemos dirigirla personalmente a quien vaya a leerla (el responsable de Recursos Humanos de la empresa, por ejemplo).
    Foto PC
  • ¿Para qué estás escribiendo? ¿Es en respuesta a una oferta de trabajo concreta? Si es así, ¿cómo has tenido conocimiento de dicha oferta? ¿O acaso se trata de una solicitud de trabajo por iniciativa propia (Initiativbewerbung), sin que exista una vacante anunciada? Éstas son preguntas a las que tenemos que dar respuesta en el primer párrafo de nuestra carta.
  • ¿Qué puedes ofrecer? En los siguientes párrafos (1 o 2) se espera que contemos brevemente nuestra historia profesional, sin repetir lo ya escrito en el currículum o solo referenciándolo ocasionalmente. Tenemos que relacionar nuestra experiencia, logros y habilidades con la empresa y el puesto de trabajo al que estamos aspirando. Es esencial que la carta no hable solamente de nosotros (“Yo hice…”, “Yo quiero…”), sino que busquemos el punto de unión entre nuestra historia y las actividades de la compañía. Si nuestra solicitud es una Initiativbewerbung, podemos ser más creativos en la redacción y tratar de enfatizar una necesidad del empleador que podemos ayudar a cubrir.
  • Cierre. Para terminar, solamente queda expresar nuestro interés por pasar al próximo paso del proceso de selección y nuestra disponibilidad para concertar una cita para una entrevista personal.

Podéis obtener más información acerca de cómo escribir una carta para una solicitud de trabajo en Alemania en la página de la Agentur für Arbeit (la agencia de empleo alemana). En su web podréis también consultar algún ejemplo de carta de presentación.

Seguiremos compartiendo con vosotros recomendaciones y artículos acerca del empleo en Alemania en la web y a través de Funk Radio. Mientras tanto, os animamos a visitar regularmente nuestra sección de ofertas de trabajo en Alemania para comprobar si os interesa alguna de las ofertas disponibles.

Texto: Aitor Sendino Fernández

Dejar un comentario

Usted debe Ingresar para publicar un comentario.