El doble filo de la carta de recomendación alemana

con No hay comentarios

Esta entrada también está disponible en: Alemán, Inglés, Búlgaro

Carta recomendaciónA lo largo de las últimas semanas hemos ido compartiendo con vosotros algunas publicaciones en los que os hablábamos acerca de factores importantes para encontrar trabajo en Alemania, tratando de contrastar las posibles diferencias existentes entre Alemania y nuestro país de origen al abordar estas cuestiones.

Hoy queremos hablaros de uno de los elementos de la solicitud de empleo que menos semejanzas guarda con su equivalente español: la carta de recomendación, también llamada certificado de empleo o Arbeitszeugnis en Alemania.

El Arbeitszeugnis es un documento que los empleadores en Alemania deben entregar a sus empleados una vez finalizada la relación laboral entre ambas partes. Este documento puede ser de dos tipos diferentes: certificado simple (einfaches Zeugnis), en el que se recoge simplemente la duración y la naturaleza de la actividad (lista de tareas) del empleado en la empresa, o certificado cualificado (qualifiziertes Zeugnis). Este segundo tipo de certificado describe de manera más elaborada las funciones del empleado y la evaluación de su desempeño. Por lo general, no suelen faltar las referencias a los siguientes puntos:

  • Objetivos departamentales en los que trabajó el empleado
  • Funciones y desempeño profesional
  • Motivación en el trabajo
  • Capacitación laboral
  • Procedimiento de trabajo
  • Capacidad de liderazgo
  • Logros en el trabajo
  • Conducta social y relación con sus superiores y compañeros
  • Razones de salida de la empresa

Consideraciones legales. Una de las peculiaridades de los Arbeitszeugnis es el tratamiento que se les otorga dentro del marco legal alemán. Por ley, todo trabajador asalariado en Alemania (fijos, temporales, con contratos de prácticas, etc.) tiene derecho a un certificado de empleo cualificado firmado por un superior jerárquico. Menos de dos semanas desde la finalización de la relación contractual deberían ser suficientes para que el empleador entregue el certificado al trabajador. Desde la recepción del documento, el período de tiempo con el que el empleado cuenta para solicitar correcciones al Arbeitszeugnis se alarga durante aproximadamente un mes (varios meses en algunos casos concretos).

¿Por qué razón puede un trabajador reclamar cambios en su certificado de empleo? Es necesario entender que en Alemania los certificados de empleo juegan un papel muy importante en el proceso de selección, en contraste con otros países como España en los que los reclutadores otorgan menos peso a las cartas de recomendación a la hora de valorar a un candidato. Una solicitud de empleo en Alemania debe incluir los Arbeitszeugnisse correspondientes de las experiencias profesionales pasadas. Por ello, el trabajador debe asegurarse de que el contenido de estos documentos juega siempre a su favor.Businessmen

De hecho, la propia legislación alemana establece que el empleador debe cumplir con el “deber de la benevolencia” además de con el “deber de la verdad” al escribir el certificado. El Arbeitszeugnis debe reflejar fielmente las funciones y el desempeño del trabajador, pero desde una óptica positiva. Es decir, el certificado siempre tiene que ser positivo para el futuro laboral del empleado.

El código del Arbeitszeugnis. Aquí es donde pueden existir discrepancias entre el trabajador y el empresario, llegando incluso a conflictos en los tribunales en caso de que no se negocie y se llegue a un acuerdo entre ambas partes. Y es que, para poder sortear ese requisito legal y valorar negativamente a un empleado con quien la empresa no ha quedado satisfecha, los departamentos de Recursos Humanos manejan un código con una serie de palabras, fórmulas o expresiones aparentemente positivas e inofensivas pero que, en realidad, sirven para “avisar” a otras empresas de características o comportamientos negativos del trabajador.

Muchas de las frases incluidas en un Arbeitszeugnis pueden evaluarse con una nota de 1 (mejor nota) a 6 (peor nota) para el empleado.  Estos son algunos ejemplos de valoraciones no tan positivas a los que convendría prestar atención:

  • “Abordó sus tareas con entusiasmo y se esforzó en completarlas”… pero sin llegar a conseguirlo.
  • “Fue siempre puntual”. Destacar algo que debería darse por supuesto indica que no hay muchas cualidades positivas reseñables.
  • “Fue muy popular entre nuestros clientes”. Falta de habilidades de negociación. Hizo demasiadas concesiones.
  • “Completó las tareas asignadas correctamente”. Hizo su trabajo, pero solo lo que se le dijo. Sin iniciativa.
  • “Se esforzó en hacer frente a la carga de trabajo”. Acabó sobrepasado por el trabajo.
  • “Se comprometió con los intereses de sus colegas”. Fue activo en los sindicatos.
  • “Siempre contribuyó a la mejora del ambiente de trabajo”. ¿Problemas con la bebida?

Otra forma de valoración negativa es la omisión de cualidades importantes para el puesto (por ejemplo, no mencionar las habilidades sociales de un comercial). La lista es larga y en Internet son muchas las webs que recogen las fórmulas del código de los Arbeitszeugnisse. Como curiosidad, antiguamente se rumoreaba que la inclinación de la firma del empleador a la izquierda o a la derecha podía querer indicar la pertenencia del trabajador a un partido de una u otra ideología.

Podéis consultar nuestras publicaciones anteriores sobre el currículum, la carta de presentación en nuestra sección de Proyectos. Como siempre, os invitamos a seguir atentos a los contenidos relacionados con el trabajo que compartamos a través de la web y de Funk Radio y a consultar las ofertas de empleo disponibles.

Texto: Aitor Sendino Fernández

Dejar un comentario

Usted debe Ingresar para publicar un comentario.